Mercados y actualidad

El ciclo aguanta y la inflación persiste, pero no se altera el camino: habrá recortes de tipos este año

Escrito por: BancaMarch
Publicado: 16 mayo 2024
Tiempo de lectura:

El ciclo económico, según van pasando los meses de este año 2024, muestra una inusual resistencia. La economía de Estados Unidos es la principal protagonista de un aterrizaje suave, mientras que en Europa parece que lo peor va quedando atrás. Este hecho, unido al freno en el descenso de la inflación, son los principales factores que los bancos centrales deben sopesar a la hora de iniciar los recortes de tipos. Lo que parece claro es que no habrá cambio de senda, es decir, nuevas subidas.

El último House View de Banca March publicado, con fecha de mayo, hace un análisis pormenorizado del contexto económico actual y destaca, entre las ideas principales, la confirmación de la capacidad de aguante del ciclo económico frente al proceso de subida de tipos de los dos últimos años. Las políticas fiscales expansivas, la resiliencia del mercado laboral y la fortaleza del consumo privado, favorecido por un menor endeudamiento, están posibilitando el llamado aterrizaje suave de la economía.

Caminamos, por tanto, hacia un escenario con crecimiento mundial soportado, pero que con el tiempo puede ir perdiendo dinamismo. Un ejemplo reciente lo vemos en el dato del PIB del primer trimestre en Estados Unidos y en el también ‘enfriado’ mercado laboral. En Europa, tras la recesión del pasado año, parece que el 2024 se está mostrando más favorable en términos de crecimiento y en los indicadores de confianza.

Persistencia de la presión inflacionista

En paralelo, y por lo que respecta a la lucha contra la inflación, se confirma lo que los precedentes análisis de estrategia de Banca March venían apuntando, en el sentido de que la normalización de los precios no sería lineal y presentaría, como es el caso del momento actual, periodos de persistencia de la presión inflacionista que ralentizarían el camino hacia ese objetivo del 2% de los bancos centrales.

Aparte de estas presiones puntuales que no alteran sustancialmente la tendencia, el mayor riesgo que acecha a este proceso de reducción de la inflación es el geopolítico. Las actuales tensiones en Oriente Medio no han tenido un gran efecto sobre los precios del petróleo, y solo un agravamiento de la situación —que por ejemplo condujera a un bloqueo del Estrecho de Ormuz, por el que pasa el grueso de las exportaciones de crudo de la zona—, podría poner en riesgo el actual ciclo económico.

Los tipos de interés, todavía en pausa

Han transcurrido diez meses ya desde la última subida de tipos de interés, que dio inicio a una pausa que ya se acerca a la duración de la más larga de la historia, en el periodo 2004-2006. Los factores indicados anteriormente han llevado a la Reserva Federal norteamericana a la decisión de mantener los tipos altos más tiempo, ‘higher for longer’. A pesar de esta situación, no es previsible que se produzca una nueva subida.

Los mercados que a finales de 2023 y 2024 consideraban que a lo largo del presente año se materializarían hasta seis bajadas de tipos, ya se han hecho a la idea de que no serán tantas —una o dos bajadas en 2024—, y que la primera podría llegar en verano (finales de julio o en la reunión de septiembre) en Estados Unidos, mientras que en Europa el BCE podría adelantar a junio ese primer recorte.

Las bajadas de tipos por parte de la Fed serían de tipo ‘preventivo’, menos intensas y más lentas, y además se producirían en coincidencia con el proceso electoral en Estados Unidos, hecho que la Reserva Federal siempre ha tratado de evitar.

Grado de inversión europeo, buena opción en renta fija

Con este contexto de ciclo que se extiende, inflación cuya reducción se frena y reajuste de las expectativas de rebajas de tipos, los diferentes activos de inversión se encuentran en diferentes momentos. Por un lado, la renta fija ve como este panorama impulsa los tipos hasta los niveles más altos desde octubre, y con los tipos altos subiendo más que los cortos.

El equipo de Estrategia de Banca March, en el House View de mayo, recomienda esperar antes de aumentar exposición a tramos más largos, ya que las curvas siguen invertidas. Considera que el valor se concentra en los tramos medios que ofrecen, por un lado, la protección del cupón más elevado y, por otro, una sensibilidad moderada a la variación de tipos.

En cuanto a las recomendaciones sobre los activos de renta fija, los analistas de Banca March concluyen que el crédito de grado de inversión europeo es la mejor opción para un ciclo que se prolonga, con mejores retornos que los bonos soberanos.

Buscar posiciones cíclicas en renta variable

Tras cinco meses consecutivos de subidas, el mes de abril ha traído un parón, con números rojos en los principales índices. Sin embargo, tras descartarse nuevas subidas de tipos, la recuperación de indicadores en Europa y de la bolsa china, y unos resultados empresariales por encima de las expectativas en Estados Unidos y con previsiones de mejora en Europa a partir del segundo trimestre, los mercados miran de nuevo hacia máximos.

En este sentido, se comienza a ver comportamiento positivo de segmentos cíclicos más rezagados, por lo que puede ser momento de aumentar la exposición a regiones con valoraciones más atractivas. Así, la recomendación se dirige hacia Europa, China, emergentes y las empresas de menor capitalización, que presentan mayor carácter cíclico.